martes, septiembre 16, 2014

La economía ecológica y la propuesta decrecentista, por Carmelo Ruiz Marrero


Auto stoped highway.JPG




Parece que las disciplinas de la economía y la ecología siempre han estado reñidas. En prácticamente todos los conflictos ambientales, uno ve economistas y ecologistas en bandos opuestos.


El principal problema de la ecología con la economía es que las principales doctrinas económicas de los siglos XX y XXI, sean de izquierda o derecha, se fundamentan sobre el crecimiento ilimitado. Dice Robert Costanza, uno de los máximos exponentes de la economía ecológica: “Los paradigmas económicos corrientes (capitalista, socialista, y las varias mezclas) están todos basados sobre la premisa subyacente de crecimiento económico continuo e ilimitado”. En las fórmulas económicas convencionales se presume que los recursos naturales son infinitos, y que cualquier objeción ecologista al crecimiento canceroso de la economía se puede atender apelando al optimismo tecnológico.

Alegoría del sistema de dinero deuda..
Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Decrecimiento


Etiquetas: ,

lunes, septiembre 15, 2014

Ionosfera, otra faceta de Carmelo

El blog Ionosfera

Compartir es Vivir, septiembre 2014

El pasado mes de enero nació el blog Ionosfera, del colaborador de CEV Carmelo Ruiz Marrero (http://ionosferamusic.blogspot.com/). Esta página web es un recurso cibernético dedicado a la música, cine, comedia y literatura. "Ionosfera es el nombre de una propuesta que le presenté a la gente de programación musical de Radio Universidad de Puerto Rico hace al menos una década atrás. Iba a ser un programa de rock progresivo y sonidos afines. Pero nunca me contestaron", dijo Ruiz Marrero a CEV.

Ionosfera tiene un contenido musical ecléctico, que va desde enlaces a programas radiales como Alt-Latino y All Songs Considered, podcasts como Bandcamp Weekly y Six Degrees Traveler, y DJ sets de Resident Advisor y Dublab, hasta rock progresivo de grupos como Yes, Genesis y Saga, muestras de música pop africana y brasileña compiladas por Bandcamp, y música de artistas variadísimos como Ana Tijoux, Aimee Mann, Groove Collective, José Feliciano, Kansas, Pat Metheny, Laraaji y Mannheim Steamroller. Además de música, también hay comedia (Portlandia, Flight of the Conchords, Aubrey Plaza, Los Simpson) y "charrerías" de ciencia ficción (Space 1999, El Hombre Nuclear, Star Wars).

"Hice este blog para almacenar y compartir todo lo que yo considere divertido, y así mantener todo ese material separado de mi trabajo 'serio' de ecología y política", dijo Ruiz Marrero. Pocos de sus lectores se imaginarían que su primera educación formal fue en música. En la década de los 80 fue estudiante en Berklee College of Music, y en 1991 se graduó de humanidades con concentración en música de la Universidad de Puerto Rico. Luego pasó unos años en Vermont, EEUU, donde animó programas musicales en la emisora radial comunitaria WGDR. Al regresar a Puerto Rico se integró a la redacción del semanario Claridad, donde escribió numerosos reportajes sobre música, incluyendo reseñas de discos y conciertos. "Cubrí de todo, desde Rush, Saga y Windham Hill hasta Cultura Profética, Fiel a la Vega, Gema y Pável y el Taller de Jazz Don Pedro".

"Espero expandir pronto el proyecto Ionosfera para incluir una cuenta Twitter y una página de Facebook, y quién sabe, convertir esto en un programa radial", pronosticó Ruiz Marrero.

Etiquetas: , ,

Cultura Común

http://www.culturacomun.com/













Cultura Común es una publicación para dar a conocer información que no es privativamente de nadie. Es un proyecto que se construirá en comunidad, abierto a todos los que deseen participar enviando su colaboración en temas que estarán identificados como: Comunidad, Centros Urbanos (Ciudad), Creencias (Filosofía, Espiritualidad, Religión), Convocatorias (Congresos, Premios, Certámenes), Carnet (Biografías), Comentarios (Ensayos, Críticas, Reseñas), Comida (Nutrición, Agricultura, Restaurantes), Cartelera Cultural (Eventos), Citas (Frases y pensamientos).


Cultura Común es un centro de difusión, divulgación y debate sobre los asuntos que son comunes. Porque la diferencia, la diversidad, la divergencia y la disidencia nos es común. Desde este espacio se ofrecerá una nueva perspectiva sobre la manifestación cultural puertorriqueña, sus actores, sus protagonistas, y su público.


Seremos el punto de referencia del tema cultural en Puerto Rico y de nuestra relación con el mundo.

Cultura Común parece un lugar común que pretende unir una voz común para evitar una fosa común: que es la incomunicación y la desinformación.

Etiquetas: , ,

domingo, septiembre 14, 2014

Los federales



Publicado en el mensuario Compartir es Vivir, que se distribuye gratis por todo el país

Por José Escoda

Hace poco vimos como unos agentes federales se metieron a la brava a la casa del alcalde de Humacao dizque a buscar a alguien que ya estaba en la cárcel, y como luego la fiscal federal dijo que tal acción no fue un error, si no que estaban “buscando evidencia”… Eso debe ocasionar al menos una reflexión sobre cómo en Puerto Rico –hasta en algunas mentes destacadas– existe admiración y confianza en “los federales”.

Un escenario principalísimo donde ellos aparecen como superhéroes –incluso frente a casi toda nuestra prensa– es en la llamada guerra contra el narcotráfico. Si los federales efectúan una redada, la prensa la cubre como publicistas bajo contrato con ellos. Y si incautan armas, balas y drogas, las cámaras parece que se hicieran pajas mentales con las exhibiciones que crean para el despliegue de las mismas (parecidas a las de la policía del ela, pero con escenografía más cara), donde hasta paran cada bala una a una en fila para que parezcan municiones suficientes para armar una guerrilla por muchos años. Pero ¿por qué ningún(a) periodista pregunta en estos montajes: ¿Y qué agencia “federal” dejó entrar esas balas, armas y drogas a Puerto Rico? ¿Van a acusar de negligencia a cuál de las agencias: a la de armas, a la de drogas o a la de puerto o al correo? ¿O a todas juntas?? ¡¡Vamos, toda redada en Puerto Rico lo que hace es recoger un menudo de lo mismo que esos federales propician que entre a nuestro país, tal como ocurre con comunidades nativas, negras y latinas pobres en los EUA!! Pero nada de eso siquiera se menciona en las noticias comerciales del país.

Otra pista del circo donde los federales aparecen como que miden tres pies más altos que los mortales es en asuntos de corrupción. Tanto en casos civiles, del gobierno o en el ámbito sindical y otros, si le metieron mano los federales “es porque el traqueteo era importante y entonces sí tiene que haber corrupción … pero ahora eso se va acabar…”. Como si los federales escogieran sus casos estrictamente por justicia y los investigaran sin errores, prejuicios ni compraventas. Incluso más de un comentarista radial que en ocasiones parece nacionalista de lucha, en esto de la corrupción parece creer que los federales son iluminados por los dioses. Sin embargo la burocracia federal legalista es igual de politiquera y controlada por el capital -o más- que la colonial, lo que pasa es que responde a otras presiones casi siempre ocultas. Toda investigación federal tiene un sesgo político importante, pero dentro de la caricatura de análisis del país, los mismos no se descubren.

Y peor aún: el cabildeo de grandes corporaciones multibillonarias es lo que determina las leyes que aprueba y las prioridades del gobierno federal. Así, lo legal, es manipulado día a día en el Congreso de EUA de forma tal que cuando estas empresas necesitan leyes acomodadas a sus intereses no tienen que recurrir a “sobornos ilegales”, pues el estado de derecho en ese ambiente permite los sobornos legales, lo que pasa es que se llaman “gastos de cabildeo” y “donativos corporativos a campañas”. Ver los contratos de gastos militares y “policiacos”… donde los federales gastan trillones entre una cúpula de amigos y familiares… ¡eso lo denunció hasta su presidente Eisenhower hace 60 años! De ese modo, las agencias de monitoría federal –que a su vez son dirigidas por ex gerenciales (o futuros gerenciales), accionistas (o futuros accionistas) de las mismas compañías que deben velar– evalúan como 100% legal todo acto por indecente sea, siempre y cuando lo ejecute una compañía que es lo suficientemente adinerada para comprar congresistas. Así, mientras que acá los federales arrestan a uno que otro político que recoge unos miles de pesos bajo la mesa, allá los grandes intereses logran elegir los senadores a fuerza de millones de dólares, y nadie rico entonces comete delitos.

Un cuarto escenario donde lo federal destaca es en sus cortes… como si el hablar en inglés y el que los fiscales y jueces sean “federales” creara olimpos de justicia. Total, así como los fiscales son empleados del Departamento de Justicia de los EUA, uno de los departamentos más politizados de EUA, los jueces vienen del mismo sistema imperial o del mismo lado colonial que los jueces del ELA. Eso sí, tienen palas más adineradas pa que los nominen, y mejores contactos en la política yanki pa que los confirmen. Sin entrar en asuntos de corrupción por sobornos directos, la carga ideológica de la judicatura federal de Hato Rey es harto conocida, documentada y reiterada. Sólo recordar al corrupto Víctor Fajardo: cuando él iba a comenzar a mencionar cómplices, el juez federal le dijo rápido que se callara que ya su caso estaba finiquitado. Cuando las protestas en Vieques, mientras que en los EUA por actos de desobediencia civil bien similares imponen multas de $100, aquí le metieron 3, 6 meses y hasta varios años a muchos y muchas. ¿Más justicia? ¡Qué va! Eso sí: más represivos en contra de lo boricua.

A fin de cuentas, los federales no solo son mortales, son igual de corruptos (algunos quizá son más caros), responden a intereses político partidistas, y ahora gracias a su “Patriot Act”, no tienen control… Puede que exista entre ellos algún “boy scout” honesto de verdá -¡¡y si existe, que renuncie!!- pues son sus jefes “federales” los que dejan entrar las drogas, armas y balas a Puerto Rico, son federales los que protegen y arman terroristas a nivel mundial, y también son federales los que aprueban leyes a favor de multinacionales criminales. Los federales definitivamente NO son los buenos de la película… El abuso en Humacao no fue una excepción, es su norma –pregunten en los caseríos-, pues su labor es a favor de los intereses de sectores bien altos de la burguesía de EUA… no de nuestra paz y vida en sociedad.

El autor es miembro del colectivo Pensamiento Crítico y del Frente Socialista.

Etiquetas: , , ,

Fefel Varona

sábado, septiembre 13, 2014

Documental: "El Fuego de Chicago" [Hip Hop Intifada]



Una colaboración del cineasta Tito Román y el rapero Luis Díaz del conjunto de hip hop Intifada. El video y canción tratan sobre la formación de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) en Chicago, agrupación clandestina puertorriqueña que llevó a cabo una lucha armada en la década de los 70. 

Etiquetas: , , , , ,

Jornada Pedro Albizu Campos

viernes, septiembre 12, 2014

Taller agroecológico este sábado

12 de septiembre, natalicio de Albizu

jueves, septiembre 11, 2014

¡Viva Chile! Hoy y todos los 11 de septiembre, nunca olvidar. ¡Viva el presidente Allende! ¡Que viva Víctor Jara!


Etiquetas: ,

Cuba: El costo del bloqueo


Etiquetas: ,

miércoles, septiembre 10, 2014

Don’t Let Your Children Grow Up to Be Farmers, by Bren Smith

http://www.nytimes.com/2014/08/10/opinion/sunday/dont-
let-your-children-grow-up-to-be-farmers.html?_r=0



EXCERPTS:

The dirty secret of the food movement is that the much-celebrated small-scale farmer isn’t making a living. After the tools are put away, we head out to second and third jobs to keep our farms afloat. Ninety-one percent of all farm households rely on multiple sources of income. Health care, paying for our kids’ college, preparing for retirement? Not happening. With the overwhelming majority of American farmers operating at a loss — the median farm income was negative $1,453 in 2012 — farmers can barely keep the chickens fed and the lights on.

Others of us rely almost entirely on Department of Agriculture or foundation grants, not retail sales, to generate farm income. And young farmers, unable to afford land, are increasingly forced into neo-feudal relationships, working the fields of wealthy landowners. Little wonder the median age for farmers and ranchers is now 56.



******

But what about the thousands of high-priced community-supported agriculture programs and farmers’ markets that have sprouted up around the country? Nope. These new venues were promising when they proliferated over a decade ago, but now, with so many programs to choose from, there is increasing pressure for farmers to reduce prices in cities like my hometown, New Haven. And while weekend farmers’ markets remain precious community spaces, sales volumes are often too low to translate into living wages for your much-loved small-scale farmer.


******

...we’re now competing with nonprofit farms. Released from the yoke of profit, farms like Growing Power in Milwaukee and Stone Barns in Pocantico Hills, N.Y., are doing some of the most innovative work in the farming sector, but neither is subject to the iron heel of the free market. Growing Power alone received over $6.8 million in grants over the last five years, and its produce is now available in Walgreens stores. Stone Barns was started with a $30 million grant from David Rockefeller. How’s a young farmer to compete with that?


As one grower told me, “When these nonprofit farms want a new tractor, they ask the board of directors, but we have to go begging to the bank.”


******

Unlike our current small-bore campaigns, previous food movements of the 1880s, 1930s and 1970s were led by highly organized farmers’ organizations — like the American Agricultural Movement, National Farmers Union and Colored Farmers’ National Alliance — trailblazing new paths for the economy.

They went toe to toe with Big Ag: crashing shareholder meetings; building co-ops and political parties; and lobbying for price stabilization. In the late 1970s, for example, small-scale family farmers organized a series of protests under the slogan “Parity Not Charity,” demanding a moratorium on foreclosures, as well as the stabilization of crop prices to ensure that farmers could make a living wage. They mobilized thousands of fellow farmers to direct action, including the 1979 Tractorcade, where 900 tractors — some driven thousands of miles — descended on Washington to shut down the nation’s capital.


Etiquetas: , , ,