miércoles, abril 25, 2012

Charla el 25 de abril

This American Life: Return To The Scene Of The Crime

Return To The Scene Of The Crime

Originally aired 05.01.2009
A live episode of the radio program, including stories told on stage by Dan Savage and Mike Birbiglia. Guess what? We're doing another live show like this — nationwide on movie screens — on May 10th!
Web Extra: Two videos from our live event—Chris Ware's sad, beautiful cartoon Quimby The Mouse and Joss Whedon's musical performance about DVD commentaries. You can also purchase a DVD of the show, which was filmed and sent live to 430 movie theaters around the country, and includes a great story by Starlee Kine that we didn't have time to include in the radio broadcast... and of course, a DVD commentary.
There's a town in Florida where if you shoplift, and get caught, a judge will send you back to the scene of your crime to stand in front of the store, with a large sign that reads "I stole from this store." Ira and producer Lisa Pollak talk to one such teenager who was caught stealing from a convenience store, the supervisor overseeing her punishment, and the judge who sends her there. (11 minutes)
Mike Birbiglia recalls being in a car accident with a hit and run drunk driver. In the weeks that follow, Mike's brush with death turns into a full blown nightmare when the police report is so poorly filled out that somehow Mike winds up owing the drunk driver 12 thousand dollars…not because it's fair, but because he can't get anyone to listen to him. Mike is the author of Sleepwalk With Me: and Other Painfully True Stories. He also has a comedy DVD called What I Should Have Said Was Nothing. (15 minutes)
Ira invites Buffy the Vampire Slayer creator Joss Whedon to perform a song from his Dr. Horrible's Sing-Along Blog DVD extra commentary, which is a musical satire that pokes fun at the idea of DVD commentary. Joss directed The Avengers, coming out May 4th 2012, and co-wrote and directed The Cabin in the Woods, out now. (10 minutes)
Dan Savage points a finger at the Catholic Church for being the kind of criminal organization that drives him to atheism—despite the fact that he still wants to believe he'll see his mom in heaven someday. Dan writes the sex advice column Savage Love and is the author of several books including The Comittment. He has a show on MTV called Savage U. (16 minutes)

Etiquetas: , , ,

martes, abril 24, 2012

Earth Beat, necessary evils


Earth Beat, 20 April 2012. Necessary evils, like the tar sands in Canada. The fact is, we could use the oil, but is it worth the obliteration of a once-pristine forest landscape? Hear from a woman who treats her painful arthritis with yet more pain, and the man who kills rabbits, to save an ecosystem.
Comment on this show or listen to previous shows.

Listen to 'Necessary Evils'
Download as MP3 (right-click and 'save as')

Podcast feed   iTunes   Like us on Facebook  Follow us on Twitter   Add us on Google+
Dry Tailings. Shell's atmospheric fines drying field demonstration project at th
Dry Tailings. Shell's atmospheric fines drying field demonstration project at their Muskeg River mine.
The True Cost of Oil - listen in new player Canadian photographer Garth Lenz’s latest exhibition is called 'The True Cost of Oil'.
In it, he juxtaposes the tar sands area in Northern Alberta – an area which for the past fifty years has been dedicated to extracting oil out of sand – with its neighbouring landscape, the world’s largest boreal forest.
He talks to host Marnie Chesterton about what both landscapes look like, and how the tar sands are a metaphor for our current relationship with fossil fuels. View photos.

Orit Kaddar
Orit Kaddar
The bee’s knees - listen in new player Orit Kaddar woke up one morning with horrendous pain.
Doctors diagnosed her with rheumatoid arthritis and she was told it was something she’d just have to get used to.
Orit begged to differ and after doing some research of her own decided on a radical course of action.
The answer to her pain and problems turned out to be a bee's sting. For more information contact Orit here.

Slopes denuded by rabbits on Macquarie Island
Slopes denuded by rabbits on Macquarie Island
Rabbit cull - listen in new player Should you wipe out one species to save another? It might sound harsh, but for Australian authorities dealing with a massive rabbit population on a tiny island in the Indian ocean, it’s a no-brainer.
The rodents are causing so much damage to grass on Macquarie Island they’re changing the landscape of the place, and threatening the habitat for other animals. So hunters have been hired to kill every single one. Keith Springer, who is in charge of the project, tells Marnie about his mission to banish the bunnies. View photos.
New Scientist - Rampant rabbits trash World Heritage island.

Beat of Kenya
Beat of Kenya
The Beat of Kenya - listen in new player We're looking for input from listeners for our Beat of Kenya promotion on Facebook.
Can you represent Kenya with an audio or video upload?
Music, dance, spoken word - whatever you do best, we want to see your originality and talent.
Click here for more information.

The dirtiest job in the world - listen in new player
A woman prepares to clean a dry latrine in a poor farmer's house in Mudali villa
A woman prepares to clean a dry latrine in a poor farmer's house, Mudali village, north India.
More than half of India’s 1.2 billion population don’t have access to a flushing toilet. They rely on what are known as 'dry latrines'.
Unconnected to the sewage system, they must be cleaned out by hand, a task which falls to the country’s manual scavengers. View photos.
It’s usually done by members of the lowest - Dalit - caste and it's dirty work in the truest sense of the word.
We sent our reporter Lakshmi Narayan along to find out more.

Scrap dealer's workshop - young men separating scrap types, Accra, Ghana
Scrap dealer's workshop - young men separating scrap types, Accra, Ghana
Scrap is gold - listen in new player In Accra, Ghana, there's a section of the city called Sodom and Gomorrah.
It's where a great deal of waste from other places – including Ghana itself – winds up.
It's a bleak landscape of scrap and slums, with oil-soaked ground and plastic and sewage-clogged rivers.
But for the people who work there, it’s a place for opportunity. View photos.

Dutch police cycle past a Mosquito Device
Dutch police cycle past a Mosquito Device
Annoying noise - listen in new player Imagine using one annoying noise to cancel out another – that's the philosophy behind the so-called Mosquito Device, which emits a peep at such a high frequency that only people under the age of 25 can hear it.
The idea is that the tone's so annoying they’re forced to move somewhere else.
Earth Beat’s Marijke Peters – who’s well over 25 – went on a late night trip to one of Amsterdam’s squares to find out more. View photos.

Etiquetas: , , ,

Senator Bernie Sanders defends Social Security

Social Security is Strong

WASHINGTON, April 23 2012 - A new report today by Social Security trustees showed the program's trust fund has $2.7 trillion in reserves and will grow to $3.06 trillion by 2021, enough to maintain the unbroken record of paying every nickel owed to every beneficiary in full for another two decades. 

Sen. Bernie Sanders (I-Vt.) has introduced legislation to strengthen Social Security and guarantee benefits for 75 years by extending the payroll tax that most Americans already pay to those who earn above $250,000 a year.

"The most effective way to strengthen Social Security for the next 75 years is to eliminate the cap on the payroll tax on income above $250,000. Right now, someone who earns $110,100 pays the same amount of money into Social Security as a billionaire. That makes no sense," said Sanders, the chairman of the Defending Social Security Caucus. He also chairs the Senate aging subcommittee.

Under the proposed legislation, the wealthiest Americans would pay the same payroll tax rate already assessed on those with incomes up to $110,100 a year. Social Security officials have calculated that the simple change would keep the retirement program strong for another 75 years. The legislation also follows through on a proposal that President Barack Obama made in 2008 when he was running for president.

 The Keeping Our Social Security Promises Act is cosponsored by Sens. Daniel Akaka (D-Hawaii), Richard Blumenthal (D-Conn.), Barbara Boxer (D-Calif.), Al Franken (D-Minn.), Amy Klobuchar (D-Minn.), Patrick Leahy (D-Vt.), Claire McCaskill (D-Mo.), Barbara Mikulski, (D-Md.), Harry Reid (D-Nev.) and Sheldon Whitehouse (D- R.I.).

Since it was signed into law 76 years ago, Social Security has kept millions of senior citizens, widows, widowers, orphans, and the disabled out of poverty. Before Social Security, about half of senior citizens lived in poverty. Today, less than 10 percent do. 

 "I strongly disagree with some of my colleagues who want to balance the budget by cutting Social Security, Medicare, Medicaid and other programs that are of enormous importance to seniors and the working families of our country. There are ways to address the deficit crisis without attacking some of the most vulnerable members of our society. As chairman of the Defending Social Security Caucus, I will do everything in my power to make sure that the promises made to seniors will be kept." 

Social Security provides support for 55 million people, including 38 million retired workers, 6 million widows, widowers and orphans, and 11 million disabled workers. The most successful government program in our nation's history has not contributed one dime to the federal deficit.

Etiquetas: , ,

Argentina: propuestas ante expropiación de Repsol

El NPEL frente a la expropiación de Repsol en YPF

Nuestras propuestas:
* Anulación de la provincialización de 1994, del Código de Minería y de todas las leyes, decretos, acuerdos y renegociaciones firmadas hasta la actualidad con las empresas privadas.
* Nacionalización y estatización de todos los hidrocarburos.
* Expropiación sin pago de todas las empresas del sector, sean multinacionales, nacionales o inclusive las estatales existentes hasta la actualidad. Inicio de juicios a las todas las petroleras por el pasivo ambiental provocado al país.
* Cancelación de las exportaciones de petróleo, derivados, gas y todo tipo de energías hasta satisfacer las necesidades del consumo interno.
* Creación de una única empresa estatal, nacional y monopólica de hidrocarburos en todo el pais.
* Instrumentación del control de los trabajadores, en cada uno de los sectores y empresas, de todos los recursos naturales.
* Defensa democracia sindical en los sindicatos que existen o que se den los obreros petroleros y de las demás empresas energéticas. Reconocimiento de la democracia obrera en cada una de las acciones de lucha que encaren los trabajadores en defensa de sus derechos y reivindicaciones.
* Manejo de manera sustentable los recursos hidrocarburíferos y naturales privilegiando las necesidades del pueblo trabajador, en la perspectiva del desarrollo del recambio de la matriz energética a través de las energías renovables.
* Anulación total del impuesto a las ganancias a los trabajadores.
* Aplicación de la jornada laboral de 8 horas para los trabajadores petroleros, sin reducción salarial.
* Inclusión de todos los obreros que se desempeñan en los yacimientos, destilerías y empresas de servicios al convenio colectivo petrolero. Por igual trabajo, igual remuneración.
* Pago de lo adeudado a los ex trabajadores ypefianos y demás estatales, e implementación de del 82% móvil de jubilación.
18 de Abril de 2012
Nuevo Proyecto Energético Latinoamericano
Marcelo García, Alejandro Bassi y Pieri García

Etiquetas: , , , ,

lunes, abril 23, 2012

La nacionalización de YPF: “Nuestras empresas” y la “seguridad jurídica”


Pedro Ramiro / OMAL

Argentina expropiará el 51% de las acciones de la filial argentina de la petrolera Repsol. ¿Qué precio va a pagar el Estado argentino por las acciones expropiadas?, ¿Qué medidas políticas y comerciales van a tomar el gobierno español y la Unión Europea?, ¿Cuáles van a ser los aliados del gobierno argentino en este conflicto diplomático?

Después de varios días de numerosos rumores sobre la posibilidad de que el gobierno de Argentina anunciara la nacionalización de YPF, finalmente se concretó la noticia: la presidenta Cristina Fernández comunicaba ayer la expropiación del 51% de las acciones de la filial argentina de la petrolera Repsol. Como este asunto va a marcar la agenda política y económica de las próximas semanas, vamos a tener tiempo de ir analizando las muchas y muy importantes decisiones que, tanto la empresa como los gobiernos español y argentino, irán tomando en estos días. (1) Por lo pronto, ante la sucesión de declaraciones y reacciones que se han venido produciendo últimamente en España en torno al “caso Repsol”, pensamos que vale la pena detenernos en cinco cuestiones clave. Veamos.

I. “Nuestras empresas”

«El gobierno de España defiende los intereses de todas las empresas españolas, dentro y fuera. Si en alguna parte del mundo hay gestos de hostilidad hacia esos intereses, el gobierno los interpreta como gestos de hostilidad hacia España y hacia el gobierno de España». José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, 12/04/12.

¿Son Repsol y otras corporaciones transnacionales como Telefónica, BBVA o Iberdrola “nuestras empresas”? En la última década, hemos visto cómo en muchas ocasiones los principales medios de comunicación y los gobernantes españoles se referían así a las grandes corporaciones cuya sede central se encuentra en el Estado español: «Nuestras empresas están en América Latina para quedarse, se trata de una apuesta de Estado que no tiene marcha atrás», decían desde el gobierno de Zapatero hace tres años. Y es que, según el discurso oficial, la internacionalización de “nuestras multinacionales” es una de las principales fuentes de riqueza para este país. En base a ese argumento, habría que defenderlas por encima de todo y dar por sentada la máxima de que «lo que es bueno para ‘nuestras empresas’ es bueno para la población española». Pero estas empresas, que sí puede decirse que fueron “nuestras” hasta finales de los años noventa -no olvidemos que compañías como Repsol, Telefónica, Endesa y Gas Natural fueron de titularidad pública hasta hace apenas una década y media-, hoy sólo pertenecen a sus accionistas. Y, en realidad, ellos son los únicos beneficiarios, junto con los directivos y ejecutivos de estas compañías y todos esos políticos y empresarios que se han hecho de oro atravesando las “puertas giratorias” que conectan el sector público y el mundo empresarial, con la expansión global de los negocios de estas compañías. Por citar sólo un dato: Antonio Brufau, presidente de Repsol, recibió una retribución por el desempeño de su cargo de 7,08 millones de euros en 2011.

Alianza para el consumo responsable Amazonía sin petróleo Bolivia no se quiema En defensa de los pueblos indígenas aislados

Etiquetas: , , , , ,

Denuncian las consecuencias de la actividad de fundaciones supuestamente filantrópicas


AVINA y Ashoka son dos fundaciones vinculadas al gran capital que promueven un modelo de agricultura industrial y basado en los transgénicos, además de la privatización de los bienes comunes como el agua o los bosques. Sin olvidar su fuerte conexión con la mortífera industria del amianto.

Con motivo de la creciente tendencia a la privatización de la ayuda exterior y las alianzas del sector empresarial con los gobiernos (public-private partnership), Ecologistas en Acción quiere desenmascarar públicamente a algunas de las fundaciones que con excusa de la “cooperación internacional” y otras estrategias como la Responsabilidad Social Coorporativa, en realidad actúan para legitimar formas de producción tremendamente negativas en lo social y ambiental, como puedan ser algunos programas agrarios que perjudican enormemente a la agricultura campesina y aumentan la inseguridad alimentaria, proyectos de privatización del agua, explotaciones madereras a gran escala, y un largo etcétera.

Una de las más destacadas es la fundación AVINA, que fue fundada por el magnate del amianto, Stephan Schmidheiny, cuya fortuna se amasó con el negocio del mineral letal a costa de la salud y de la vida de cientos de miles de personas en todo el planeta. De hecho, el 13 de febrero de 2012 fue condenado en Turín –junto al belga Louis de Cartier, otro de los magnates del asbesto– a 16 años de prisión y a resarcimientos por más de 200 millones de euros. Los delitos por los que se les ha condenado son los de “desastre ambiental doloso permanente y omisión dolosa de medidas de protección en el trabajo”. De hecho, la fabricación del amianto en el mundo es la mayor tragedia industrial de la historia, por lo que Ecologistas en Acción quiere dejar claro su inequívoco apoyo a las víctimas de este material.

Además, Schmidheiny ha sido directivo de Nestlé, de la Unión de Bancos Suizos, y de ABS Brown, entre otras multinacionales. El actual presidente de AVINA, Brizio Biondi-Morra, fue gerente de la multinacional química DuPont, una de las corporaciones globales que promueven los cultivos transgénicos.
En el caso de Ashoka, la fundación está presidida en España por un ex-directivo del banco JP Morgan, unos de los bancos internacionales con más responsabilidad sobre la actual crisis financiera y sobre la especulación en los mercados agroalimentarios. Otros fundadores han estado vinculados a la consultora McKinsey&Co. o a General Electric.

Parte de las actividades de estas fundaciones tienen que ver con el desarrollo de la “revolución verde” en el mundo, basada en uso abusivo de abonos y pesticidas químicos, en la expansión de monocultivos destructivos y la producción para la exportación. Por ejemplo, AVINA cuenta entre sus socios destacados al argentino Gustavo Brobocopatel, uno de los mayores productores de soja transgénica que provoca trágicas consecuencias socioambientales.

Ashoka, por su parte, apoya el programa AGRA (Alianza para la Revolución Verde en África, por sus siglas en inglés). El programa AGRA está encabezado por un grupo de grandes corporaciones y fundaciones como Gates o Rockefeller. Detrás de los millonarios proyectos de financiación lo que se esconde es la promoción de una nueva “revolución verde”, que genera endeudamiento y dependencia de agroquímicos tóxicos, semillas sujetas a derechos de propiedad intelectual y cultivos modificados genéticamente. Esto desplazará a comunidades campesinas y destruirá el conocimiento y las semillas locales, generando mayor hambre y pobreza. Consiste, en definitiva, en la propagación de una serie de proyectos que favorecerán la instalación de las multinacionales del agronegocio en el continente, entre ellas Monsanto. La fundación Gates ha dado 456 millones de dólares a AGRA, y en 2006 contrató a Robert Horsch, ejecutivo de Monsanto durante 25 años, para trabajar en el proyecto. Por ejemplo, en Kenia alrededor de 70% de los proyectos financiados por AGRA trabajan directamente con Monsanto y casi el 80% del financiamiento de Gates en el país tiene que ver con ingeniería genética.

En la creciente tendencia a la privatización de la ayuda exterior y a la fusión del sector empresarial con los gobiernos, AGRA se transforma en una herramienta útil para los intereses de las empresas privadas y los gobiernos occidentales, ávidos de privatizar la tierra y el agua para cultivos de exportación, agrocombustibles y creación de sumideros de carbono.

Ecologistas en Acción defiende la Soberanía Alimentaria y un cambio fundamental de las políticas agrarias a largo plazo para recuperar las economías alimentarias locales y, en la medida de sus posibilidades, declara que seguirá luchando en defensa de las semillas campesinas, contra los transgénicos, contra la privatización de los bienes públicos, contra el uso del amianto y en apoyo a sus víctimas, contra las empresas transnacionales como Monsanto y contra iniciativas como AGRA. También contra las fundaciones que alentan de forma más o menos enmascarada estas iniciativas, como AVINA y Ashoka.

Etiquetas: , , ,

domingo, abril 22, 2012

Soberanía alimentaria: entre la ecología de saberes y los organismos internacionales

Argentina: la soberanía alimentaria: entre la ecología de saberes y los organismos internacionales

En los últimos tiempos ha cobrado relevancia la utilización de la bandera de la Soberanía Alimentaria en diferentes contextos de las luchas contra el Paradigma Civilizatorio dominante.

Se trata de una matriz de sabidurías profundamente imbricadas en el imaginario y experiencia acumulada de muchos pueblos del mundo, que han venido desde siempre dando forma a las culturas del arraigo y del respeto por la Naturaleza y que ahora amenaza con ser definitivamente desvirtuada.

A su vez, la acelerada expansión de la Globalización sobre los ecosistemas planetarios y el dominio cada vez más acentuado de las Corporaciones Trasnacionales sobre los Organismos Internacionales y los Estados Nacionales, determina la construcción de complejas sistematizaciones conceptuales, que van incorporando a los relatos de la Modernidad, es decir, sumando como propiedad intelectual del Sistema, algunas de las más sentidas creaciones culturales de los pueblos y de sus resistencias.

Esta construcción de simulacros avanza también sobre la Soberanía Alimentaria, un imaginario colectivo, un horizonte simbólico de confluencias ecológicas y sociales, pero también una bandera política que encarna las nuevas expresiones antiglobales y autonómicas de gran parte de la Humanidad, a la que se intenta anexar al canon del Pensamiento Único y de la llamada Sociedad del Conocimiento.

Como resultado de ello se incorporan al discurso oficial de quienes se presentan como los amos de la Tierra, las experiencias de muchísimos Pueblos, hechos Cosmovisión en la Soberanía Alimentaria, pero esta vez apenas como una marca registrada comercial desprovista de su núcleo político y filosófico, que se agrega al ya agobiante diccionario de las categorías que intentan justificar las nuevas formas de la dominación y los subsiguientes negocios de “mitigación”.

La Soberanía Alimentaria viene acompañada ahora, de este modo, por genéricas reclamaciones sobre “Derecho” a la Alimentación que, como tantos otros derechos promulgados en las últimas décadas, implican presuntas cesiones del poder de algunos, una forma de convertirlos en leyes sin contenido propio, o pasar a ser declaraciones de Principio que han olvidado el Fundamento. Es decir: nos abruman de formalismos declaratorios, en el mismo momento y espacio en el que se está consumando la catástrofe.

Peor aún: no son pocas las veces que incorporan la crítica de supuestos "adversarios" y "críticos" en su propia escenografía. Que la FAO (organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación) incorpore a su discurso la Soberanía Alimentaria, como una variante de la proclamada Seguridad Alimentaria, nos parece poco menos que una burla, un intento institucionalizado de contener y re-direccionar el clamor de los oprimidos, una concesión menor a los indignados de la ruralidad, las economías regionales autónomas y a los que trabajan la Tierra con sus propias manos. Si con la Seguridad nos tranquilizaban diciendo que habrá comida para todos, falacia que desmienten los más de mil millones de hambrientos actuales del Planeta y muchos más, limitados a elegir entre marcas de comida chatarra; con la Soberanía nos están diciendo que podríamos decidir con qué y cómo nos alimentamos, tratando de ocultar el dominio de las Transnacionales sobre las producciones agrícolas, las mejores tierras de cultivo, las semillas y el agua, la ganadería y la pesca, sin olvidar el absurdo costo ambiental de su transporte a enormes distancias y el estratégico control sobre los precios.

Estamos asistiendo una vez más, a un gigantesco simulacro, simulacro que en nuestra región, sólo puede realizarse con la complicidad de los gobiernos progresistas y de las organizaciones campesinas funcionales al Modelo. Pretender que hemos forzado las puertas de la rigidez conceptual de la FAO, nos parece lamentable. La reproducción infinita del Capitalismo Global necesita, no sólo las condiciones materiales, sino también, la apropiación consecuente de los imaginarios de las propias resistencias, para acomodarlos ordenadamente en su matriz epistemológica.

La Soberanía Alimentaria no puede tomarse como un concepto aislado, integra por lo contrario, un conjunto de experiencias culturales y políticas ligada a la historia profunda de los pueblos y a la memoria milenaria de las sociedades que han vivido siempre en comunidad con la Naturaleza. Es la expresión de un Paradigma enfrentado al Paradigma de la Modernidad y del Crecimiento por acumulación. Es un horizonte de símbolos, creencias, costumbres y modos de estar en el mundo, que acompañan a las comunidades humanas desde el mismo momento de su constitución. El Alimento está profundamente imbricado con las condiciones de existencia de las culturas mismas y por lo tanto, es inseparable de los ecosistemas que se habitan. La maravillosa diversidad de pueblos y comunidades que aún resisten, da razón de las tantas maneras de “estar en el mundo” y de la identidad y autonomía de los agricultores, pastores y pescadores. Pero así también, los Estados Nacionales, en su necesaria complejidad, deben reconocer un modo propio de existencia ligado a las condiciones de producción de sus alimentos, así como deberían respetar los patrimonios alimentarios de sus Pueblos.

Con la consolidación de las sociedades industriales, asociadas al urbanismo y a las lógicas de mercantilización y de consumo, se produce un cambio abrupto en los modos de Alimentación, que afecta de manera irreversible las relaciones de los pueblos con los ecosistemas, ello expresado en lo que denominamos Agroindustria o Agronegocios. De hecho, la actual expansión del Capitalismo Financiero sobre la producción de Alimentos es la mayor amenaza a la Soberanía Alimentaria y representa el último eslabón en la reproducción sistémica sobre la vida y los bienes naturales. Por lo tanto, estamos enfrentando el socavamiento de la Soberanía Política de los Pueblos y Naciones y de las autonomías territoriales, y en este sentido no se puede separar la Soberanía Alimentaria de aquellas otras, políticas, económicas, culturales, sociales, sino que son una y la misma Soberanía.

Por ello afirmamos que en la Soberanía Alimentaria se expresa el conjunto de las resistencias ecológicas y sociales, frente a la expansión de los cultivos industriales, las semillas transgénicas, los agrocombustibles y la apropiación de tierras, que junto al uso intensivo de agentes químicos, caracteriza el modelo predominante de producción de alimentos.

No debe sorprendernos que, en el actual contexto mundial, y próximos al lanzamiento de la “Economía Verde” en la Conferencia Río + 20, pero también en la adopción lisa y llana de los lineamientos del IIRSA (Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana. ) a cargo de UNASUR y la Cepal (Comisión Económica para América Latina, organismo de la ONU) en connivencia con los gobiernos neodesarrollistas y neoextractivistas para los proyectos de desarrollo regional, se intensifiquen estas maniobras distractivas de conceder algo en el discurso para obtener la totalidad en los hechos, es decir, para mantener la hegemonía del poder transnacionalizado.

Es el caso de la Argentina, sometida a su condición de productor de materias primas, laboratorio de las manipulaciones genéticas y exportador de forrajes y biocombustibles; donde los mismos que lanzaron un Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial para los próximos años, que no es más que la expansión del modelo extractivo sobre millones de hectáreas de selvas y de montes, avalan esta peculiar generosidad de la FAO. La FAO, el mismo organismo que desde hace años fomenta la expansión de los monocultivos transgénicos y el acaparamiento de tierras, en una operatoria triangular y concertada con los Gobiernos y con ese “tercer sector” que son las grandes organizaciones campesinas para-estatales y las ONG del internacionalismo verde. Todo ello, más que un "menage a trois" resulta un terrible menaje atroz, o sea un atroz asunto de familia…

No podemos hablar de Soberanía Alimentaria en un país sometido a las Corporaciones, donde el Gobierno Nacional depende fundamentalmente de los excedentes de la renta sojera, donde los Agronegocios son la contracara del asistencialismo, donde la precariedad de las instituciones depende de los vaivenes de la bolsa de Chicago o de Shanghai.

La Soberanía Alimentaria no tiene lugar en el actual Modelo Productivo. Ella es o debería ser parte fundante de un Proyecto Nacional que considere volver a producir alimentos para nuestro Pueblo en la variedad y calidad que hemos extraviado. Es decir, recuperar los antiguos saberes rurales de la Argentina perdidos en décadas de neoliberalismo y neodesarrollismo. Volver a la Tierra desarmando lentamente los mecanismos impuestos por los Agronegocios y, sin ninguna duda, recuperar la infraestructura energética y de transportes, revirtiendo esa terrible urbanización y hacinamiento a que se ha sometido a nuestras poblaciones.

Para nosotros la Soberanía Alimentaria sólo será realidad efectiva en un auténtico Proyecto de Liberación Nacional que retome los caminos de una Argentina, Libre, Justa y Soberana.
Fuente: ALAI

Etiquetas: , , ,



Las actuales estrategias de desarrollo que se observan en América del Sur siguen descansando en una intensa apropiación de la Naturaleza. En ellas el papel del Estado es indispensable. Es más, podríamos decir que existen ciertas estructuras y configuraciones del Estado que permiten y sostienen ese tipo de desarrollo. Esto hace que en una mirada desde la ecología política sea necesario examinar los nuevos papeles que desempeñan los Estados en América del Sur. Una pregunta clave es si los nuevos Estados progresistas son distintos de los anteriores, y en qué medida lo pueden ser.

He examinado estas cuestiones en algunos artículos recientes; entre ellos en “Estado compensador y nuevos extractivismos” publicado en Nueva Sociedad (2012). Las ideas principales en estos análisis es que el Estado contemporáneo en América del Sur sigue persiguiendo el objetivo del crecimiento económico, y por lo tanto la explotación de la Naturaleza es un medio indispensable para lograrlo. Esto hace que el Estado aliente y apoye el capitalismo; ejemplos de ello se observa en Brasil con los fuertes apoyos financieros a empresas extractivistas, como la minera Vale. Se observa que incluso bajo los gobiernos progresistas el Estado es funcional a este capitalismo que descansa en la apropiación de recursos naturales para volcarlos a la globalización como materia primas. Ejemplos recientes son los llamados a la inversión minera.
Pero como estos son Estados bajo gobiernos progresistas, también hay medidas de intervención en el mercado. Lo hace de variadas maneras, en unos países más intensamente, en otros menos. Allí aparecen los instrumentos para captar una mayor proporción de la renta extractivista, la nacionalización de algunas empresas o los planes de asistencia social basados en pagos mensuales.
Entonces el Estado se mueve entre dos espacios: en uno cede ante el capital, y en otro trata de contenerlo. Allí se generan variadas contradicciones, tensiones y oposiciones. Hay varios ejemplos de ellas. Por ejemplo, en la Argentina de Cristina F. de Kirchner, el nuevo ímpetu minero gubernamental.
En ese punto, en el artículo examino varias medidas a las que apela el Estado para lidiar con esas contradicciones. Por ejemplo, aplicar medidas supuestamente neutras y objetivas para solucionar conflictos, apoyar a uno de los “bandos” en pugna, o pagar compensaciones económicas a los afectados, etc.
De esta manera, en el análisis se arriba a la conclusión que el Estado progresista busca lograr delicados equilibrios entre sus concesiones al capital, y la necesidad de regularlo. Por ejemplo, alienta el extractivismo, pero también trata de amortiguarlo. Esto hace que las compensaciones económicas jueguen un papel de enorme importancia, no sólo en reducir la pobreza, sino incluso en el plano simbólico: es lo que hace que estos Esados puedan decir que tienen una cara política de justicia social, lo que es propio de la izquierda.
Por lo tanto se concluye que estamos ante un “Estado compensador”. Busca equilibrios entre esas fuerzas distintas, y para ello apela a las compensaciones. El presentar al nuevo Estado como “compensador” permite diferenciarlo de otras expresiones. Está claro que estos no son Estados neoliberales. Pero tampoco son “Estados rentistas” (ni siquiera en el caso venezolano), al menos en la definición rigurosa y original del término.
Tampoco se está creando un “Estado de bienestar”, a la imagen europea, especialmente aquella inspirada en los gobiernos socialdemocrátas. En la América del Sur progresista prevalece la compensación económica, y no tanto un fortalecimiento de los derechos ciudadanos. Se pagan los bonos, pero se criminaliza y persiguen las demandas públicas; aquí, una vez más, estas tensiones son evidentes alrededor de la minería. El fortalecimiento de la democracia, y en especial en sus aspectos institucionales, como el papel de los legislativos, no es perseguido por el progresismo sudamericano, que en varios casos parece mas entretenido en caudillismos personales.
El Estado compensador tiene una visión de un Estado que puede financiarse de aquí a la eternidad extrayendo recursos de la Naturaleza. Con ello se aproxima a algunos atributos del “Estado mágico” que años atrás se describía para la Venezuela petrolera.
Es evidente que este nuevo Estado compensador, propio de los gobiernos progresistas, acepta cierto tipo de capitalismo, al que trata de ajustar, darle un rostro humano, reduciendo los niveles de pobreza. Es la prosecusión de un capitalismo benevolente. Las diferentes variedades de estrategias de desarrollo, sea la venezolana, el neodesarrollismo de Brasil, o el nacionalismo popular de Argentina, no ponen en cuestión la apropiación de los recursos naturales, su inserción en los mercados globales, o el papel del crecimiento económico. Las diferencias estriban en el papel del Estado en captar la renta, pero no hay una discusión de fondo sobre el tipo de desarrollo que se busca. Allí residen las explicaciones que gobiernos como los de Correa o Morales, tengan un manejo macroeconómico tan ortodoxo.
Este Estado compensador enfrenta variados limites. No siempre se pueden hacer esos equilibrios, y como ellos dependen en buena medida de las exportaciones de recursos naturales, quedan atrapados a los vaivenes de precios en los mercados internacionales que no pueden controlar. Paralelamente, erosionan la discusión sobre la justicia social en su amplio sentido, reduciéndola a las compensaciones económicas.
Estos y otros temas se discuten en el artículo, que pueden descargar en PDF desde aquí …

Etiquetas: , ,

sábado, abril 21, 2012

Actividades el 21 de abril

YPF: una medida positiva


YPF: una medida positiva

Observatorio Petrolero Sur, Argentina

Posteado el 19/04/2012 por OPSur
Desde la COMPA, entendemos que la construcción de soberanía popular es una tarea central de nuestro tiempo, expresada en los múltiples debates y acciones que se desarrollan a lo largo de nuestro país: la resistencia al saqueo de nuestros recursos naturales, la lucha por soberanía alimentaria y el reclamo de soberanía en Malvinas son sólo algunos ejemplos. Es así que la discusión sobre la propiedad, control y administración de los recursos energéticos, tiene importantes repercusiones para nuestro país.
Consideramos entonces que el anuncio realizado el lunes por la presidenta Cristina Fernández, donde surge un proyecto de ley de expropiación de YPF, resulta una medida positiva, que devuelve a la nación una porción del patrimonio subastado con la ley de hidrocarburos de 1994 y que además nos puede permitir proyectar nuevos pasos, de mayor profundidad, en la recuperación de nuestra soberanía energética.
No sorprenden las posiciones del gobierno español y de otros países, como tampoco las de empresarios nacionales y extranjeros que responden a una tradición de saqueo y ven afectados intereses propios que nada tienen que ver con las necesidades populares. También grandes medios de comunicación se alinearon con los intereses de Repsol, así como algunos partidos políticos como el PRO. Las organizaciones y movimientos populares rechazamos las inevitables presiones del capitalismo transnacional ante cualquier medida que pueda allanar el camino para la liberación de nuestro pueblo.
Son de público conocimiento las cuantiosas ganancias de Repsol y de la familia Eskenazi, que en su ingreso a la empresa durante el año 2007 aplicó la misma lógica de los capitales españoles, demostrando el fracaso del proceso de “argentinización” impulsado en aquel entonces por el gobierno nacional. Ninguna indemnización a estos grupos resulta necesaria, y mucho menos justa, ante esa política de vaciamiento.
A partir de ahora se abren nuevas discusiones sobre las condiciones de la expropiación, donde existen distintas referencias en América Latina, siendo la más importante de ellas la empresa PDVSA en Venezuela, que fue expropiada en un 100% por el gobierno bolivariano. Por otro lado también se abre el debate sobre la política que deberá tomar el Estado en un mercado donde el resto de las empresas petroleras continúan en manos privadas y los intereses multinacionales siguen muy fuertes. Las aspiraciones a explotar el petróleo y el gas no convencionales, por ejemplo, representan ante todo una amenaza por los altos costos sociales y ambientales que provocan.
En Argentina, han sido numerosos los esfuerzos de trabajadores y trabajadoras que lucharon y se opusieron a la privatización de YPF, no sólo para defender su fuente de trabajo, sino también para resistir la pérdida de soberanía que significó esa medida. Las grandes puebladas de Mosconi, Tartagal y Cultral-Có son algunos hitos de la lucha de nuestro pueblo por su soberanía, que hoy se reproducen y encuentran su continuidad en nuevas resistencias y propuestas.
Creemos entonces que es fundamental abordar una perspectiva de avance en la construcción de soberanía popular, que incluye la recuperación y defensa del conjunto de nuestros bienes estratégicos, una proyección que enfrente el saqueo y la devastación social, económica y ambiental a partir de la movilización y la lucha y que nos permita ir por una YPF 100% pública con control popular.

Etiquetas: , , ,

Ecologistas españoles apoyan nacionalización de YPF

Ecologistas en Acción valora como una buena noticia la nacionalización de YPF por parte del gobierno argentino

Posteado el 18/04/2012 por OPSur
Ecologistas en Acción considera una buena noticia el anuncio por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de su proyecto de nacionalización de YPF, filial de Repsol, de la que esta última era socia mayoritario.
La Federación Ecologista ya expresó en un comunicado emitido la semana anterior que consideraba un paso necesario, para avanzar hacia un era “post-petróleo” más justa desde el punto de vista social y medioambiental, la recuperación por parte de los países del control y gestión de sus propios recursos energéticos. Hay más posibilidades de que un Gobierno, en un país con una democracia parlamentaria, sea susceptible de avanzar hacia el desmantelamiento de empresas públicas contaminantes gracias a la presión popular, que una corporación privada que solo se rige por la ley de máximo beneficio.
Para Ecologistas en Acción es necesario aclarar que Repsol no es una empresa “española”. Repsol dejó de ser una empresa española tras su liberalización a finales de los noventa. Desde entonces Repsol es una empresa de sus accionistas. Actualmente es una de las mayores petroleras privadas del  mundo y sus accionistas mayoritarios son  la Caixa (13%), Sacyr  (10%: constructora dedicada a macro-infraestructuras) y Pemex(9,5% Petróleos Mexicanos).
Se trata por tanto de una compañía transnacional, de capital totalmente privado que cotiza en Bolsa y cuyos inversores son en su mayoría extranjeros. Es además una de las empresas con sede en España que cuenta con más presencia en  paraísos fiscales, en donde tiene 13 filiales a través de las cuáles minimiza el pago de impuestos, por lo que su aportación a la economía española es cuestionable.
En consecuencia, defender los intereses de Repsol por parte del ejecutivo español no es defender los intereses de España, significa en todo caso defender los intereses de sus accionistas privados que pueden ser de cualquier parte del mundo. En este sentido, pedimos al Gobierno español que abandone su actitud colonialista ante este proceso y respete la decisión del Estado argentino.
Como colectivo ecologista, y siendo plenamente conscientes de que el Gobierno argentino no está pensando en cuestiones medioambientales a la hora de tomar esta decisión, seguiremos vigilantes ante sus futuras actuaciones, en coherencia con la labor de denuncia que venimos realizando en apoyo a aquellos colectivos sociales –comunidades indígenas como los mapuches, e incluso los propios trabajadores de la compañía- que en último término son quienes venían sufriendo las consecuencias de la avaricia de los inversores de esa empresa, conocida por su desprecio a la naturaleza y a los derechos humanos en la mayor parte de los países en los que opera.
Por último, Ecologistas en Acción quiere recordar que en el propio Estado Español los proyectos de Repsol están siendo ampliamente cuestionados en distintos puntos del país debido a su negro historial; prueba de ello es la denuncia social existente en Tarragona, donde la actividad de la empresa ha provocado ocho vertidos al mediterráneo en seis años, o la masiva oposición popular que ha suscitado en Canarias la aprobación de un Decreto que permitiría a Repsol realizar prospecciones petrolíferas, a 3500 metros de profundidad, frente a sus costas. Con el desplome en bolsa de Repsol ante la noticia del Gobierno argentino, es probable que la presión sobre este conflicto se recrudezca.
Noelia Sánchez Suárez,  639460853

Etiquetas: , , , ,

viernes, abril 20, 2012

TreeHugger Radio #203


TreeHugger Radio #203: Penguins on the Rebound, Ford’s New Electric, and the Future of Food in a World That’s Cooking

© TreeHugger
This week on the show we look at new ways to spy on penguins using satellites (the scientists are using the satellites, not the penguins), yet more mashugana with Keystone XL, and a new survey showing that Americans connect crazy weather with climate change afterall. We also talk about how the FDA has suddenly gotten more serious about pumping antibiotics into farm animals, and Brian gives us the scoop from the Future Tense food conference as well as his review of the new Ford Focus EV.

Listen to the podcast of this interview via iTunes, download the MP3

Etiquetas: , ,

jueves, abril 19, 2012

Posición ante la nacionalización de YPF


Un buen puntapié para iniciar el debate
Posición del OPSur ante el proyecto de ley sobre Soberanía Hidrocarburífera

La tan esperada medida de avance efectivo del Estado sobre el petróleo y el gas es hoy en día una realidad. No se ven mayores inconvenientes a una aprobación directa en el Congreso Nacional.

La recuperación en el control y gestión del petróleo y el gas por parte del Estado nacional ha sido bandera y objetivo político de numerosas organizaciones, de las cuales somos parte. Sin embargo, no creemos que la medida apunte a la raíz de la situación y pueda ser tomada como punto de inflexión en la superación del marco regulatorio neoliberal, por lo menos hasta este momento. A su vez, el debate público –donde primó un punto de vista económico en desmedro de abordajes ambientales y sociales- se ha centrado únicamente en el por qué y el cómo. El para qué de la medida, según el proyecto de ley, apunta a alcanzar el autoabastecimiento energético y el equilibrio de la balanza comercial. Sin embargo no se llega a dilucidar el día después con mayor profundidad, los únicos indicios son el explícito interés sobre los cuestionados yacimientos no convencionales. La formación Vaca Muerta -que se ubica principalmente en territorio de la provincia de Neuquén- es la que más intereses despierta -aunque también existen otras cuencas en el país-; el escenario futuro, podría ser de profundo riesgo ambiental y social para gran parte del país, como lo demuestra la experiencia internacional. Leer más>>

Fractura expuesta: yacimientos no convencionales en Argentina

Editorial / Marzo 2012
¿Novedad o el horror potenciado?

La voracidad energética del capitalismo continúa haciendo de las suyas. Diversos gobiernos y empresas están dando un fuerte impulso al desarrollo de los denominados yacimientos no convencionales -arenas bituminosas, petróleo y gas de pizarra o esquisto (shale gas y shale oil) y gas de arenas profundas/ compactas (tight gas)- a pesar de que requiere una ocupación más extensa e intensa del territorio, la utilización de grandes cantidades de agua y químicos de alta toxicidad, y que las tecnologías empleadas para su extracción redoblan el impacto generado por las explotaciones tradicionales.

La “revolución energética” que los no convencionales iniciaron en Estados Unidos a principios de milenio ha sido exportada al resto del mundo por las autoridades de la potencia del Norte a partir de la Iniciativa Global de Gas de Esquisto (Global Shale Gas Iniciative). De la noche a la mañana, Argentina se convirtió en la tercera reserva mundial de shale gas detrás de EE.UU. y China, generando un verdadero frenesí en las provincias con mayores dotaciones del recurso. En las cuencas tradicionales y hasta en ¡Entre Ríos! ha comenzado una carrera similar a la que se vive en otras regiones de América, Europa, Asia, África y Oceanía. Leer más>>

Observatorio Petrolero Sur | OPSur

Fbk: Observatorio Petrolero Sur
(+54) 11 4373-6303/4
Buenos Aires, Argentina

Etiquetas: , , ,

Economía verde o economía fúnebre


Soberanía Alimentaria

Sumidos en una múltiple crisis global, financiera, económica, alimentaria y de devastación ambiental y caos climático, oímos desde los gobiernos y las empresas que la ‘solución’ será una nueva ‘economía verde’. O como dijo Obama parafraseando a Franklin Roosevelt frente a la crisis de 1929, se trata de un ‘green new deal’ (un nuevo acuerdo verde), donde todos serán escenarios de ganar-ganar.

Según esto, se podrán recuperar los inversionistas del capital financiero, gracias a la creación de nuevos mercados financieros con la naturaleza (ampliando la venta de servicios ambientales y los mercados de carbono), y se podrán recuperar los capitalistas de la producción gracias al uso de nuevas tecnologías que servirán para producir en forma más ‘verde’, lo cual también remediará los problemas ambientales. Con más tecnología, nos dicen, se podrá aumentar la producción agrícola y dar de comer a la población mundial. Veamos qué se esconde.

Etiquetas: , ,